martes, 30 de diciembre de 2008

impact



finalmente desapareciste.
tras un par de puertas.
heladas.

dudé si estabas existiendo ahí
dudé si respirabas como todos los demás en ese vagón

mirada fija
caminando hacia atras
las puertas se cerraron ante ti.

y todos los demás continuamos en un viaje del que quisiste desistir
justo en el momento en que empezaba a intrigarme tu semblante antisocialmente compunjido
o tus ojos fosforescentes/fascinantes.

hoy mi mala memoria te ha resucitado..
mi mala memoria,
quizas es el único lugar en el que viviste alguna vez.


4 comentarios:

Manco Cretino dijo...

¿Es que nuestra memoria es tan mala que, no solo lo es por flaca, sino por selectiva? O por inoportuna?
La mía que es algo anémica, tuvo un rapto de movilidad positiva y estuvo presente para hacer una listita a quienes debía repartir la tarjetita de fin de año.
Abrazo (medio).

"¡¡¡Deseo para mi familia y gentes cercanas territorialmente, sentimentalmente y afinid... afinitam... af... bueno! afin (y por qué no de las otras, también) que el Nuevo Año sea SALUDABLE, LABORABLE Y... ya que estamos en son de "mangazo" (lease pechazo, pedido, mangueo, sablazo, etc.) que a su vez sea BIEN REMUNERADO".
Suyo afectísimo
Manco Cretino

Buen piper dijo...

Me dejé llevar por las imágenes de esta breve historia.Cuantas cosas se nos escurren entre los dedos y tal vez sea la memoria donde revivimos de vez en cuando a los muertos...

Un abrazo

Enredada dijo...

Amiga, el destino se ríe en nuestras caras, o nosotras somos unas ciegas que tomamos los caminos equivocados SIEMPRE.
te quiero
Ojalá que a pesar de todo podamos surgir, salir, flotar un poco...
mil besos

Amorexia. dijo...

hermosas letras. has notado esa belleza dolorosa que tiene un adiós?

me maravilla el mundo que vive en la palabra "irse" aunque no me atrevo al acto (todavía)

Saludos desde mi ausencia.