jueves, 2 de octubre de 2008

como ácido en tus ojos
como espinas en tus pies

inevitables

3 comentarios:

Alatriste dijo...

Guarda el ácido y las espinas.
Alza tus alas y vuela.
Eso es lo que tienes que hacer o construye edificios que jamás se vengan abajo.
Un abrazo enorme.

Buen piper dijo...

Pero el ácido y las espinas son lo que le pone sabor y sinsabor a esta vida...
Breve pero certero
Saludos

Enredada dijo...

inevitable como la vida, que nos quema y nos clava puñales